Our Blog

¿A qué necesidades responde la Pedagogía Waldorf?

La práctica totalidad de nuestro sistema educativo fue creado a partir de la Revolución Industrial. Antes del siglo XIX en ningún lugar del mundo había un sistema educativo público. Por ello, la jerarquía de las materias de enseñanza está gobernada por aquellas materias que son útiles para la industria, aquellas sin las cuales… “nunca tendremos un puesto de trabajo”. La inteligencia analítica, la matemática, la lingüística…

 

Pero la inteligencia es mucho más diversa. ¿Acaso no es inteligente el movimiento equilibrado y certero de un gimnasta o un bailarín; o la reacción emocional sopesada ante una situación de estrés? Realmente podemos hablar de inteligencia al referirnos a una acción práctica bien organizada y diligente que nos lleva a la consecución de algo. ¿Y cuando nos referimos a un interlocutor social que sana un grupo de personas que no se entendían; o al artista que muestra en lo físico de su obra una esencia, algo que permanecía invisible antes de que él lo plasmara en su obra? También todo esto muestra los distintos rostros que tiene la inteligencia. Distintas formas de inteligencia que están conectadas entre sí.

 

Durante el desarrollo del niño los movimientos de gatear, andar y jugar crean las primeras conexiones entre las neuronas, que más tarde constituirán la base para la inteligencia analítica. Primero se gatea, y luego se piensa. Los niños pequeños viven de un modo increíble en un mundo imaginativo y de movimiento. Al principio reina la creatividad. Desbordante creatividad que va quedando sofocada por la profusión de conocimientos que ha de ir aprendiéndose para los exámenes. “No se educa para ser creativos, sino para dejar de serlo”. Se detiene su movimiento y se apaga su imaginación.

 

Las matemáticas, las ciencias naturales y las lenguas gobiernan nuestro sistema educativo mientras languidecen marchitándose el resto de nuestras potencialidades.

 

“Educar de tal modo que el pensar alcance la mayor claridad posible para la vida… Educar de tal modo que el sentir alcance la mayor profundización posible… Y educar de tal modo que la voluntad desarrolle la mayor energía y empeño posibles”. Que ninguna potencialidad, que ninguna particularidad quede desvalorizada. Esa es la meta de una educación orientada al desarrollo íntegro del ser humano. Esa es nuestra aportación al ser humano en desarrollo.

En esta sociedad donde el impulso materialista crece día a día, las tecnologías entran en la vida del niño desde pequeñas edades, cobra importancia volver a una educación basada en valores y métodos universales.

Rafael Noguera

Maestro de secundaria

Presidente Asociación Flor de Azahar. Pedagogía Waldorf-Steiner

 

Tags: , , , , , , ,

Show Comments (0)

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!